J. B. Rhine y su impacto en la parapsicología experimental hispano-parlante - Alejandro Parra - 2010 - Parapsicología de Investigación

Aportando una luz en el camino paranormal
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Psíquicos > María Amanda Ravagnan
J. B. Rhine y su impacto en la parapsicología experimental hispano-parlante.
Alejandro Parra – 2010

Resumen:

J. B. Rhine estuvo interesado en el desarrollo de la parapsicología en América Latina, y especialmente en Argentina. Argentina ha sido uno de los países a la cabeza en América Latina en materia de investigación parapsicológica. En el pasado, los investigadores han tenido que lidiar con la metodología tradicional espiritualista que ha caracterizado el estudio de la investigación psíquica en países como Argentina. El trabajo de J. B. Rhine llegó a ser conocido en los países latinoamericanos a través de artículos traducidos por José S. Fernández en la literatura espiritista. Además, hay varios artículos de J. B. Rhine en la literatura hispano-parlante y una serie de trabajos de investigación relacionados diseñados por el parapsicólogo argentino J. Ricardo Musso. En su libro sobre parapsicología (Musso, 1954), Musso se refiere a algunos experimentos exploratorios de percepción extrasensorial. Probablemente la relación más estrecha de Rhine fue con el Dr. J. Ricardo Musso. El interés de Rhine por el desarrollo de la parapsicología en América Latina continuó durante muchos años, probablemente atraído por la influencia de su obra en países como Argentina y Chile.

Palabras clave: Rhine, Musso, José S. Fernández, Parapsicología, Latino América.
Agradecimientos. A Mirta Granero por haberme facilitado la correspondencia de J. Ricardo Musso y J. B. Rhine, y a José María Feola por sus útiles comentarios y sugerencias.

Alejandro Parra

Tanto los admiradores como los adversarios de J. B. Rhine (1895-1980) están de acuerdo en que hay un antes y un después de él en parapsicología. Es difícil hallar una situación similar en el desarrollo de cualquier otra ciencia. Primero, es necesario observar el trabajo de una nueva generación en la historia de la parapsicología y sus precursores para notar por qué ninguno de ellos tuvieron éxito en fundar este campo como ciencia. Por precursores, quiero significar mesmerismo, espiritismo, y todo tipo de investigación psíquica metódica desarrollada en los primeros cincuenta años de la Society for Psychical Research (SPR) desde su fundación en 1882. Una de las características más notables de la historia de la parapsicología y sus precursores, en realidad, es la forma en que se ilustran algunas ideas contemporáneas para adquirir el status de especialidad científica. No es suficiente describir sólo “métodos científicos” objetivos; se necesita también de una dimensión social. En este breve ensayo, quisiera explorar el impacto de J. B. Rhine en algunos países hispano-parlantes.

La primera pregunta sería; ¿qué es lo que hizo que J. B. Rhine se hiciera reconocido en la parapsicología hispano-parlante? Las dos citas del epígrafe sugieren dos aspectos acerca del interés de Rhine en el trabajo de los parapsicólogos latinoamericanos, con quienes siempre mantuvo una activa relación, principalmente con los argentinos. La primera muestra claramente el concepto de algunos científicos (como los psiquiatras) acerca del problema de lo paranormal, considerando a la parapsicología (o “metapsíquica biológica” como sinónimo) una ciencia “contra los desvíos del Espiritismo” (Canavesio, 1949), entre los años 1940 y 1950. Por otra parte, Rhine se preocupaba por el desarrollo de la parapsicología en América Latina, acerca de la cual se mantenía bien informado. Ambas citas son el alfa y el omega de nuestro análisis histórico. Se podría argumentar que, durante años, Argentina ha sido el país a la cabeza en América Latina, en términos de investigación parapsicológica experimental. Los investigadores argentinos, primeros parapsicólogos hispano-parlantes que aplicaron el análisis estadístico a sus resultados de ESP, han tenido que contender en el pasado, con la metodología espiritualista que caracterizaba el estudio de la investigación psíquica en países como Argentina o Chile.

Los Primeros Estudios en Latinoamérica: La Obra de José S. Fernández

El primer científico latinoamericano que conoció e introdujo la labor de J. B. Rhine fue el argentino José Salvador Fernández, a mediados de la década del ’30. Fernández se graduó como Ingeniero en Física, y en 1923 publicó Problemas de Física, que fue, durante años, texto oficial para las escuelas secundarias. Además, fue un destacado funcionario y profesor universitario en física y matemática. Se desempeñó como un alto funcionario en el Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires, y como director de la Dirección de Arquitectura del Consejo Nacional de Educación.

Su inicio en el Espiritismo comenzó desde muy joven con sus inquietudes por el problema de la supervivencia, debido a su profundo sentimiento religioso, y hacia la década del ’20, participó activamente en la vida institucional de la Sociedad Espiritista Constancia, la primera agrupación espiritista hispanoamericana. Fernández adquirió información de segunda mano acerca de la labor de Rhine, y ambos mantuvieron una relación epistolar a mediados de los años ’30, cuando Rhine le envió su obraExtrasensory Perception, que llegó a causar un gran impacto en la comunidad científica americana. Probablemente impresionado por esta repercusión (ver Koestler, 1982; Child, 1982), Fernández se interesó en sus procedimientos matemáticos y estadísticos, empleándolos, fundamentalmente, para el análisis de los resultados obtenidos con su esposa, María Amanda Ravagnan, quien demostró poseer notables aptitudes de ESP.

Es evidente que la obra parapsicológica de Fernández estuvo fuertemente impresionada por el Espiritismo (de orientación Kardeciana) y los estudios de los investigadores psíquicos europeos. Incluso sus investigaciones contienen las características metodológicas clásicas de entonces. Por ejemplo, en 1935, Fernández expresó la orientación de los estudios llevados a cabo en Europa con los mediums y los trabajos de los investigadores psíquicos en las primeras sociedades de parapsicología, incluyendo con ello sus experiencias con su propia esposa (Fernández, 1936). Sin embargo, tales expresiones originaron un debate en el que los conceptos de Fernández fueron algo ridiculizados, y como consecuencia de ello, él desarrolló una extensa actividad experimental desde 1937 a 1939.

Los experimentos consistían en sesiones en las que María Amanda efectuaba una descripción de las características físicas o psíquicas de la persona, presente o ausente. Según Fernández, María Amanda se hallaba consciente, con sus ojos cerrados. Fernández clasificó los resultados otorgándoles un puntaje aplicando formalismos matemáticos, tales como el cálculo de probabilidades. Las “impresiones” fueron clasificadas de acuerdo a un parámetro de respuestas acertadas, y/o dudosas; por la situación del sujeto (se encuentre o no presente, o muerto); por su conocimiento o falta de información acerca del consultante y por el contenido de dichas “impresiones”, ya sean éstas en orden físico, psicológico-moral o social. Tales “impresiones” fueron tabuladas en gráficos, de los cuales Fernández extrajo porcentajes de aciertos o errores, en la primera parte de su libro, y una aplicación del procedimiento estadístico Rhineano, a las “sesiones” de clarividencia, en la segunda parte (Fernández, 1941).

Rhine y la Parapsicologia Latina

En 1941, ofrece públicamente sus resultados invitado por la Sociedad Científica Argentina, el centro científico más importante del país. Fernández escribió Clarividencia y Probabilidad y presentó allí la labor de J. B. Rhine, y publicó sus primeros informes de estadística aplicada a los fenómenos de ESP (Fernández, 1963, p. 23). Hacia fines de la década del 40, se creó el Instituto de Psicopatología Aplicada a cuyo cargo actuaba el Dr. Orlando Canavesio (1949). Y paralelamente a la aparición del Instituto, en 1949 se creó la Sociedad Argentina de Parapsicología, liderada por Fernández. Fue la primera organización argentina que procuró el estudio científico de los fenómenos parapsicológicos, bajo la metodología Rhineana, aunque con un fuerte apoyo, económico y moral, de la Sociedad Espiritista Constancia (Parra, 1990; Villanueva, 1994).

José S. Fernández (1949) publicó un manual de parapsicología de 30 páginas, una versión abreviada de los procedimientos matemáticos publicados en Extrasensory Perception (Rhine, 1935), incluyendo los test de ESP con cartas por nombramiento y apareamiento. Sin embargo, Fernández no aplicó ese criterio experimental con su esposa. De catorce sesiones de “videncia” (ESP) con 52 sujetos (en las que, de acuerdo a Fernández, obtuvo 1872 “impresiones” acertadas sobre un total de 2103), obtuvo una relación crítica altísima (CR = 35,8). Por supuesto, sus procedimientos y la interpretación de sus resultados merecen una discusión aparte. La Sociedad Argentina de Parapsicología publicó solo cinco ejemplares de un Boletín donde básicamente difundieron la labor de J. B. Rhine, que apareció irregularmente (durante 1951-1952), hasta que en 1953, Fernández publicó una síntesis de sus ensayos con Ronald Warburton (otro sujeto excepcional, su propio yerno), experimentos éstos, efectuados frente a numerosos testigos, tales como Orlando Canavesio y J. Ricardo Musso (Fernández, 1953). La Sociedad Argentina de Parapsicología reveló una marcada tendencia hacia el espiritismo. Musso (1973) criticaba a esta entidad advirtiendo que en uno de sus boletines se incluía a parapsicólogos de prestigio internacional, tales como J. B. Rhine o Gardner Murphy junto con líderes espíritas del Brasil, y se publicaron artículos con una explícita carencia de crítica o metodología. A consecuencia de ello, epistemólogos como Mario Bunge acusaban a la parapsicología como “un desvío hacia el espiritismo”, o que era “espiritismo disfrazado de estadística” (Bunge, 1959).

Como conclusión, podemos considerar el trabajo de Fernández en dos etapas. La primera estuvo fundamentada en las experiencias realizadas por los investigadores psíquicos europeos, y una vez que los trabajos de J. B. Rhine llegaron a ser ampliamente conocidos, Fernández los empleó como una irrefutable prueba en favor de la moderna investigación parapsicológica, a la que consideraba como el “nuevo espiritualismo científico” (Villanueva, 1994).

J. B. Rhine en la Literatura Parapsicológica Hispano-Parlante

Existen varios artículos de J. B. Rhine en la literatura de habla-hispana. Por supuesto, la mayoría de ellos son traducciones de artículos publicados en inglés. El primer artículo, titulado “El efecto Psicoquinético” traducido por Guido Ricci, es una versión abreviada de un artículo anterior (Rhine, 1946), en el que describe los procedimientos para la investigación PK, y los efectos de posición en los test con dados. El Reader’s Digest en español publicó una versión condensada del libro The Reach of the Mind, y un año después, Orlando Canavesio publicó otra versión condensada del mismo libro (Rhine, 1947), cuya versión al español apareció completa más adelante.

J. Ricardo Musso publicó en su Revista de Parapsicología otro artículo de Rhine, donde describe los períodos de la historia de la parapsicología, tales como el período de las investigaciones incidentales, el período de las investigaciones psíquicas, el período de transición a la universidad, de investigación establecida, y de análisis psicológico (Rhine, 1953a). En 1955, se publicó otro artículo acerca de las tendencias en la investigación, áreas de aplicación y control de psi (Rhine, 1954a) en la misma revista, y más tarde, J. Ricardo Musso (1956) se adhirió a la polémica acerca de la crítica en parapsicología, donde George Price (1955) tachaba a la parapsicología como una pseudociencia. Musso publicó una serie de artículos de Soal y Rhine respecto a esta polémica.

Hacia fines de la década del ’50, la prestigiosa editorial Paidós, una de las más importantes casas editoras en ciencias humanísticas en América Latina, a cuyo cargo actuaba el psicólogo argentino Jaime Bernstein, incluyó en su catálogo una Biblioteca de Parapsicología donde fueron publicados los primeros libros de J. B. Rhine (1947, 1953b). Ambos libros fueron traducidos y supervisados por los miembros del Instituto Argentino de Parapsicología, aunque solo The Reach of the Mind fue prologado por J. Ricardo Musso. Años más tarde la editorial Troquel publicó uno en colaboración con J. Gaither Pratt (Rhine & Pratt, 1957).

En el prólogo de The Reach of the Mind, Musso destaca los métodos estadísticos empleados y el análisis de una naturaleza no-física de la mente. Este concepto debió influir fuertemente en la concepción de la mayoría de quienes adquirieron la literatura parapsicológica moderna. El hecho que más unificó la labor parapsicológica en aquellos años, fue la publicación de un libro titulado En los Límites de la Psicología: Desde el Espiritismo hasta la Moderna Parapsicología, escrito por J. Ricardo Musso en 1954 (él tenía 37 años). Tuvo una primera edición por editorial Periplo, y en 1965 fue incorporada a una colección de literatura parapsicológica editada por Paidós. Este libro resumió gran parte de la historia parapsicológica, el objeto de investigación y sus teorías interpretativas.

En la obra de Musso se advierte todavía una fuerte influencia de la literatura metapsíquica francesa e inglesa, y resulta obvio el impacto de esta literatura. Fue una de las primeras en español que sintetizó bien los alcances de la parapsicología en aquellos años. J. B. Rhine recibió la obra de J. Ricardo Musso -una de las primeras en idioma español- considerando que “... este esfuerzo pionero justifica la energía que puso en la producción de su obra.” (Rhine, 1954). Musso destaca que su libro esta dirigido “... al profano, pero creemos que el libro también es de interés para el cientista, en especial al psicólogo, siempre, claro está, que no resulte demasiado exigente... No debe extrañar, por ende, la abundancia de expresiones como ‘quizá’, ‘tal vez’, ‘según algunos autores’, que patentizan mis esfuerzos de tanteo entre diversas posiciones respecto de hechos o interpretaciones que todavía son objeto de seria controversia... Mi intención no es convencer con determinada opinión, sino exponer hechos, y dirigir la atención del lector hacia algún punto de vista -y cuando es posible hacia varios-, para que saque conclusiones por su propia cuenta.”

En la década del ’70, la Revista de la Universidad de Buenos Aires publicó por primera vez un informe acerca de parapsicología, escrito por J. Ricardo Musso, quien destaca una perspectiva filosófica de los fenómenos parapsicológicos (Musso, 1963), y más tarde, la Enciclopedia de Psiquiatría incluyó otro nuevo trabajo sobre parapsicología (Musso, 1977). Un descriptivo análisis de la ESP fue publicado en una revista oficial del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires (Musso, 1957). Además, él publicó dos obras de análisis metodológico en psicología que fueron elogiadas por la crítica nacional e internacional en la comunidad psicológica. En una de sus obras, Problemas y Mitos Metodológicos de la Psicología y la Psicoterapia (Musso, 1970a, 1970b), Musso cita al problema de psi como un “replanteo científico de la pregunta por el qué del hombre”, y las comprobaciones experimentales acerca de los fenómenos psi, como parte de la investigación psicológica. Ambos libros se convirtieron en textos universitarios en numerosas carreras de psicología del país y del extranjero.

Cuando Musso (Musso, 1956) publicó una de las primeras obras de Rhine en Argentina, expresó: “...No sabe cuanta alegría me dá el verlo impreso. Creo que su publicación dará un fuerte impulso a la parapsicología en América Latina, donde tan necesaria era una obra como ésta. Es para nosotros, en el Instituto, una herramienta de trabajo, ya que infortunadamente muy pocos son los que tienen una visión de la importancia y perspectivas de esta nueva disciplina. Su clara exposición del significado de la ESP y la PK como aptitudes de la mente quizá despierte el interés activo por estas investigaciones a muchos que no ven en los test otra cosa que un “juego aburrido”. Ha sido para mí, por otra parte, una gran satisfacción y un inmerecido honor haber hecho su prólogo. Espero le satisfaga tanto la presentación como la traducción.”

Otros artículos fueron publicados luego de la versión española de sus libros, tales como una introducción a la parapsicología publicado en una revista chilena traducido por Brenio Onetto Bächler (Rhine, 1960), un estudio de las motivaciones psicológicas de los sujetos que poseen aptitudes ESP (Rhine, 1964), un análisis de la formación de los investigadores en parapsicología (Rhine, 1965), un estudio desde las ciencias médicas (Rhine, 1972), una versión resumida de un informe anual de la parapsicología (Rhine, 1973), un análisis filosófico de la parapsicología para una publicación de filosofía (Rhine, 1954a), un estudio de las hipótesis en torno a psi (particularmente la telepatía) (Rhine, 1974), y una síntesis acerca de una revisión de los métodos parapsicológicos (Rhine, 1975).

Independientemente de la obra de Rhine, muchos otros autores fueron traducidos al español, y sus trabajos constituyen una fuente de información adicional que enriqueció el conocimiento de la metodología general desarrollada en los años ’30 y ’40, tales como las Actas de la Ciba Foundation (Wolstenholme & Millar, 1956), y las obras de los parapsicólogos colaboradores de Rhine, tales como J.Gaither Pratt (1967, 1973) Pratt & Hintzé (1978), Robert Thouless (1967, 1972), Louisa Ella Rhine (1970), Rosalind Heywood (1974) (cuyo prólogo fue escrito por Rhine), y John L.Randall (1975). Cabe incluir aquí, algunos trabajos biográficos acerca de la vida y obra de J. B. Rhine, tales como las revisiones de Onetto Bächler (1973b), Vega Lomparte (s/f), Alvarado (1980), y Parra & Villanueva (1990).

Otro parapsicólogo latinoamericano, el psiquiatra chileno Brenio Onetto Bächler, profesor de parapsicología en la Universidad de Santiago, fue becado por la Organización de Estados Americanos para participar en investigaciones junto a J. B. Rhine, explorando la capacidad ESP por el efecto de las drogas. Rhine tenía una excelente impresión acerca de la labor de Onetto, y cooperó de muchas maneras cuando, hacia 1960, trabajó en la Universidad de Duke. Cuando Onetto regresó a Chile, en 1962, creó un centro de investigación parapsicológica en Santiago (la Sociedad Chilena de Parapsicología) y más tarde comenzó a vincularse con la actividad parapsicológica argentina (Rhine, 1961). De manera análoga, el físico y matemático argentino José María Feola, participó en la actividad psi con Rhine en la Universidad de Duke. Feola tiene un trabajo importante y meritorio (Rao & Feola, 1973) aunque fuera de Argentina, a principios de los ’60. Su cooperación también permitió hacer conocer en inglés muchos de los trabajos de otros latinoamericanos.

Revisión de las Críticas a la Obra Parapsicológica de J. B. Rhine

Respecto a críticas a la labor metodológica empleada en parapsicología, existen pocos datos que puedan ser mencionados. El caso del epistemólogo argentino Mario Bunge puede citarse como uno de los pocos casos conocidos. Bunge ha expresado, en la mayoría de sus libros y conferencias, lo que él caratula como pseudociencia, incluyendo con ello al psicoanálisis, la astrología y la parapsicología. En su opinión, la parapsicología y los métodos de Rhine son irreproducibles, carecen en general de significación, y los parapsicólogos han cometido muchos errores (o el fraude) en la mayoría de los trabajos de investigación (Bunge, 1991).

Otra opinión menos negativa, pero igualmente crítica al modelo Rhineano lo ofrece el prólogo a la edición en español de la obra de L. L. Vasiliev (1963 [ver prólogo a la edición en español, Vasiliev, 1965, p. 7) Experiments in Mental Suggestion escrito por el médico psiquiatra César Augusto Cabral, en su opinión: “Los sorprendentes fenómenos paranormales que Richet trató... de comprobar personalmente... quedan ahora acartonados en las pruebas con naipes o dados urdidas por Rhine en su Laboratorio de la Universidad de Duke... Rhine no solo arremete contra la ciencia sino que audazmente adjudica a la Parapsicología la facultad de proporcionar hechos y argumentos capaces de contrarrestar la ideología del comunismo, que según él se revelan para atraer no solo a los desheredados incultos, sino también a los científicos relevantes del mundo occidental... Rhine propone que ese vacío lo cubra la parapsicología, que haría así de escudo ideológico contra el comunismo, es decir, contra el materialismo dialéctico... Es indiscutible que Rhine fracasó en su intento de probar estadísticamente, mediante su ingenioso aparato para arrojar los dados, que el pensamiento pueda influenciar a la materia sin transferir ninguna forma conocida de energía.”

Sin embargo, los parapsicólogos argentinos adquirieron abundante información para frenar el avance de las críticas, que suscitaría esta nueva disciplina, como por ejemplo la sugerencia de J. Ricardo Musso a J. B. Rhine (Musso, 1959) en los siguientes términos: “Necesito imperiosamente [Dr.Rhine] esas revistas [the Journal of Parapsychology] porque para prepararme para las críticas que seguramente suscitará mi curso quiero estar perfectamente documentado con los trabajos originales. Usted ya tiene gran experiencia en esto y sabe cómo se centra el fuego de la crítica cuando la parapsicología empieza a hacerse presente en las Universidades... [hace años] empecé entonces con un trabajo que fue rechazado porque consideraban que el tema era ajeno a los fines del congreso, sin entrar siquiera a considerarlo.”
Cabe señalar, que lo mencionado anteriormente, sólo representa una muestra de las críticas a la obra de J. B. Rhine en estas latitudes, aunque existe una vasta información acerca de las discusiones metodológicas entre Mario Bunge y J. Ricardo Musso, que merecerían muchas más páginas que las que permite este informe.

El Interés de J. B. Rhine por el Desarrollo de la Parapsicología en los Países de Habla-Hispana

Un capítulo aparte merece el interés de J. B. Rhine por la actividad parapsicológica de los países hispano-parlantes. Esto puede deberse a muchos motivos. Demográficamente, la numerosa población de hispano-parlantes, quienes estaban receptivos a la influencia de todas las corrientes científicas que comenzaban a provenir (particularmente de los Estados Unidos), y el impacto de la fértil actividad científica desarrollada por los americanos. En segundo lugar, desde un punto de vista político, la Segunda Guerra Mundial, durante algunos años, dificultó el interés por los problemas de la parapsicología de los europeos.

Sin embargo, probablemente, la relación más estrecha fue la que sostuvo con J. Ricardo Musso. Su vocación por la parapsicología, despertó particularmente por sus inquietudes metafísicas y su incursión en la Sociedad Lumen de Investigaciones Psíquicas y Estudios Filosóficos, un reducido círculo de espiritistas, donde participó activamente de la vida social y cultural de esta organización durante sus primeros años. Aunque la actuación parapsicológica de J. Ricardo Musso debemos situarla al promediar la década del ’50, sin embargo, hubo una suficiente cantidad de experiencias personales que lo impactaron en los círculos espiritistas. Lo refiere como parte de su propia historia personal con Fernández cuando participó en sus conferencias de parapsicología (Musso, 1954, p.10). En 1952, transformaron la Sociedad Espiritista Lumen, a la que J. Ricardo Musso y Benjamín Odell pertenecían, en una asociación parapsicológica. Un año después, en 1953, la Sociedad Lumen y la Sociedad Argentina de Parapsicología se fusionaron en un solo centro al que denominaron Instituto Argentino de Parapsicología, una asociación independiente de interesados en parapsicología.

J. Ricardo Musso y Orlando Canavesio expusieron un informe de Parapsicología y ambos presentaron una moción para que se incluya la parapsicología en los estudios universitarios, especialmente en la carrera de Psicología. Rhine manifestó interés en este sentido y aseguró que ese hecho sería de carácter progresivo para la psicología argentina (Rhine, 1954):

“Para alguien que, como yo, ha trabajado muchos años tratando de llevar la atención de los psicólogos por esta área de interés, es verdaderamente gratificante saber de sus progresos en este sentido... Yo confío que la psicología argentina será pionera en este progreso educacional al incluir la enseñanza parapsicológica en algunas de las principales universidades.”

No obstante, a pesar que Musso supuso que fortalecería su petición, si Rhine hubiese enviado un informe al Congreso de Psicología en Argentina (Musso, 1954), fue Fernández quien, sin embargo, envió un informe (Fernández, 1954), que fue incluido en las Actas de ese Congreso.

Por otra parte, como para plantar la semilla, es necesario el campo fértil, tal vez la mayor dificultad en este sentido fue estudiar el trasfondo de la escuela psicológica dominante en países como Argentina o Chile. Musso (1954) señalaba: “Yo he llegado a la parapsicología superando mi anterior posición filosófica materialista y entiendo casi con un sentido de misión la necesidad de ocuparme en difundir estos nuevos conocimientos. El primer objetivo que me he propuesto es el hacer que la parapsicología se le reconozca carácter beligerante (es decir, que se la tenga en cuenta aunque se la discuta), en las controversias científicas que se suscitan en la Argentina respecto de cuestiones donde estas investigaciones puedan significar un nuevo punto de vista. Para ello, encuentro un serio obstáculo no tanto en los prejuicios materialistas de nuestros científicos -no hay aquí una tradición behaviorista como en Estados Unidos- como la confusión que hacen los espiritistas en torno a los problemas parapsicológicos, que alejan de su estudio a los hombres de ciencia. Por ello, como usted [Dr. Rhine] podrá observar, en mi libro he procurado destacar más bien las coincidencias que la diferencias que existen entre las comprobaciones de la parapsicología y los principios del psicoanálisis y la gestaltpsychologie, que son las corrientes dominantes en este país; y también me he esforzado por deslindar netamente el campo de la parapsicología del que corresponde a las creencias mánticas.”

En 1956, J. Ricardo Musso invitó a J. B. Rhine a venir a la Argentina. Por entonces, estaban desarrollándose varios cursos, un laboratorio experimental, una colección de títulos parapsicológicos seleccionados para editar en español, una Biblioteca, una revista periódica, un boletín informativo, y una cátedra en la Universidad. No obstante, Musso estaba dispuesto a patrocinar una jornada organizada por la Universidad de La Plata y la Universidad de Buenos Aires. Aunque Rhine aceptó su invitación, y tenía mucho interés en visitar Argentina, debió declinar porque había poca gente disponible en el Laboratorio de Parapsicología en Duke, como para justificar una ausencia prolongada en Sudamérica (Rhine, 1956): “Es importante mantener y desarrollar las conexiones universitarias acerca de tales investigaciones, y por supuesto, continuar un programa educacional que, del mismo modo, se limite en si a aquellos estudios e investigaciones científicas que sean dignas de confianza.”

Dos años más tarde, Rhine adquirió información de primera mano acerca de la labor experimental de Fernández. En la década del ’50, se iniciaron algunos ensayos experimentales sobre Ronald Warburton, quien demostró notables aptitudes ESP (Fernández, 1951). En 2500 ensayos de clarividencia con el test Open Matching, obtuvieron 1209 aciertos (CR = 35,45), en 750 ensayos con test de precognición con cartas de ESP, se obtuvieron 206 aciertos (CR = 6,03) (Fernández, 1951). Musso (1973) señala que los controles no eran muy severos, sin embargo, frente a él, Ronald Warburton obtuvo 23 aciertos y luego 25 aciertos en dos juegos (CR = 10), con sus manos enguantadas y sus ojos vendados. Notablemente sorprendido, Rhine (1958) escribió a Musso diciendo: “Estoy interesado en el caso del Dr. Warburton y me gustaría saber cualquier cosa acerca de él que usted me pudiera decir. ¿Quién es él y cuánto se han investigado de sus capacidades?

Al tiempo que J. Ricardo Musso publicaba en español su monografía para efectuar tests parapsicológicos, que fue incluido luego en el Los Test: Manual de Técnicas Psicológicas de Bela Székely (1961), Rhine (1961; 1964) escribía: “Tengo la esperanza más que cualquier otra cosa, que su libro sobre tests estimulará a la investigación y tendremos más estudios desde Sudamérica. Sería lógico ahora esperar una dirección del interés por la parapsicología en la zona sur del planeta, porque el liderazgo suyo y de otros ha comenzado en esa parte del mundo... Manténgame informado de sus hallazgos.”

Por lo visto en correspondencia cercana a 1964, Rhine tenía relativamente poca información acerca de los estudios parapsicológicos fuera de Argentina o Chile. Eventualmente visitaban la Universidad de Duke algunos pocos latinoamericanos, aunque de Brasil, el sacerdote franciscano Boaventura Kloppenburg estaba interesado en promover la actividad parapsicológica en las Universidades católicas de ese país, y en Uruguay solo Guillermo Pascal, director de la Sociedad Uruguaya de Parapsicología, estaba en relación con Rhine. Sin embargo, Rhine (1964) escribe a Musso diciendo: “Dígame cualquier novedad que tenga de la actividad parapsicológica en Sudamérica. Parece haber mucha actividad en Brasil, pero ésta tiene un carácter muy variado. ¿Sabe de alguna actividad parapsicológica buena, allí o en el Uruguay?

Brenio Onetto y J. Ricardo Musso le propusieron la creación de un grupo latinoamericano de parapsicología. Sin embargo, consideraron oportuno, dada la escasa cantidad de latinoamericanos seriamente comprometidos en parapsicología con rigor, esperar la oportunidad de sumar mayor cantidad de interesados, brindando apoyo y asesoramiento a aquéllos (p.e. bibliografía, folletos, material experimental, o contactos). A este respecto, Musso sugirió a Rhine la posibilidad de financiar una publicación periódica editada en conjunto por los miembros latinos de la Parapsychological Association, de la cual Musso y Onetto formaban parte (Musso, 1965). Rhine mismo menciona la necesidad y el interés por la aparición de una revista en español, aunque el principal problema sería -según Rhine (1965)- cuál sería el costo y cuántos se suscribirían a una revista parapsicológica: “Pienso que la idea debería ser tomada seriamente en consideración. Estoy gustoso de saber que Onetto y usted están en contacto y mantienen esta idea como objeto de discusión. Hay alguna gente que en este campo debe ser valiente para enfrentar este trabajo.”

Finalmente, años más tarde, J. B. Rhine y su esposa aceptaron participar en el Primer Congreso Internacional de Parapsicología y Psicotrónica, previsto en 1976, pero que se desarrolló en San Pablo en 1978. Sin embargo, los Rhine no asistieron advertidos por el Centro Latinoamericano de Parapsicología (a cargo de Oscar González Quevedo, en Brasil) (Garulo, 1976, p.23) y por J. Ricardo Musso (1976) acerca de la orientación espiritista que el Congreso ofrecía. Joseph Banks Rhine falleció el 20 de febrero de 1980.

Referencias

Alvarado, C. S. (1980). Joseph Banks Rhine (1895-1980): Pionero de la parapsicología experimental. Psi Comunicación, 7, 9-18.
Bunge, M. (1959). Parapsicología. Ciencia e Investigación. Diciembre 1959.-
Bunge, M. (1991). Pseudociencia e ideología. Madrid: Alianza.
Canavesio, O. (1949). Los desvíos del espiritismo: Su solución. Revista Médica de Metapsíquica 2, 110-119.
Child, I. (1982). J. B. Rhine and american psychology: The three R’s of his limited impact so far. In K.R.Rao (Ed.), J. B. Rhine: On the Frontier of Science (pp.158-176). Jefferson, NC: McFarland.
Fernández, J. S. (1936). La clarividencia. Buenos Aires: Constancia.
Fernández, J. S. (1941). Clarividencia y probabilidad. Buenos Aires: Constancia.
Fernández, J. S. (1949). Introducción matemática al estudio de los fenómenos de ESP. Buenos Aires: The author.
Fernández, J. S. (1951). Resultados Experimentales en ESP. Boletín de la Sociedad Argentina de Parapsicología, 3, 1-3.
Fernández, J. S. (1953). Parapsicología experimental: Fenómenos de ESP en la Sociedad Argentina de Parapsicología. Buenos Aires: Sociedad Argentina de Parapsicología.
Fernández, J. S. (1954). Nuevos problemas filosóficos de la psicología. Buenos Aires: Edición del autor.
Fernández, J. S. (1963). Más allá de la cuarta dimensión: Metapsíquica, parapsicología, neo-espiritualismo. Buenos Aires: Constancia.
Garulo, P. (1976) Notas y Noticias: Rhine no participa en un Congreso. Revista de Parapsicología 2, 23.
Heywood, R. (1974). Beyond the reach of sense. New York: Dutton
Koestler, A. (1982). J. B. Rhine’s impact. En K.R.Rao (Ed.), J. B. Rhine: On the frontiers of science (pp.144-147). Jefferson, NC: McFarland.
Mensajes de Adhesión (1947). Revista Médica de Metapsíquica 1, 1.
Musso, J. R. (1954). En los límites de la psicología: Desde el espiritismo hasta la parapsicología. Buenos Aires: Periplo.
Musso, J. R. (1954). Personal communication to J. B. Rhine.
Musso, J. R. (1954). Personal communication to J. B. Rhine.
Musso, J. R. (1956). Experiencias con médiums en trance. Revista de Parapsicología, 2, 3-12.
Musso, J. R. (1956). Personal communication to J. B. Rhine.
Musso, J. R. (1957). La percepción extrasensorial. Revista de Educación, 2, 36-47.
Musso, J. R. (1959). Personal communication to J. B. Rhine.
Musso, J. R. (1963). Contribución de la parapsicología al conocimiento del hombre. Revista de la Universidad de Buenos Aires, 8, pp. 224-250.
Musso, J. R. (1965). Personal communication to J. B. Rhine.
Musso, J. R. (1970a). Problemas y mitos metodológicos de la psicología y la psicoterapia. Buenos Aires: Psiqué.
Musso, J. R. (1970b). Falacias y mitos metodológicos de la psicología y la psicoterapia. Buenos Aires: Psiqué.
Musso, J. R. (1973). Parapsychology in Argentina. En A. Angoff & B. Shapin (Eds.). Parapsychology Today: A Geographical View (pp. 144-172). New York, NY: Parapsychology Foundation.
Musso, J.R. (1976). Comunicación personal.
Musso, J. R. (1977). Parapsicología. En G. Vidal, H. Bleichmar & R. S. Usandivaras (Eds.). Enciclopedia de Psiquiatría (pp. 419-423). Buenos Aires: El Ateneo.
Novillo Pauli, E. (1975). Los fenómenos parapsicológicos: Psi en el Laboratorio. Buenos Aires: Kapelusz.
Onetto Bachler, B. (1973). Parapsicólogos Ilustres: Joseph Banks Rhine. Revista de Parapsicología de Chile 1, 30-32.
Parra, A. (1990) Historia de la parapsicología en la Argentina. Buenos Aires: Edición del autor.
Parra, A. (1994). J. Ricardo Musso y la parapsicología. Revista Argentina de Psicología Paranormal, 5, 189-216.
Parra, A. & Villanueva, J. (1990). J. B. Rhine: Una vida y una vocación en favor de la parapsicología. Revista Argentina de Psicología Paranormal, 1, 61-71.
Pratt, J. G. (1967). Parapsychology: An insider’s view of ESP. Metuchen, NJ: Scarecrow Press
Pratt, J. G. (1973). ESP Research Today: A study of developments in parapsychology since 1960. Metuchen, NJ: The Scarecrow Press.
Pratt, J. G. & Hintze, N. (1978). El Reino de lo psíquico: Lo creíble y lo increíble. Barcelona: Argos.
Price, G. R. (1955). Science and the supernatural. Science 122, 359-367.
Randall, J.L. (1975). Parapsychology and the nature of life. London: Souvenir Press [Versión en español traducida por Roberto Hurtado].
Rao, K. R. & Feola, J. M. (1973). Alpha rhythm and ESP in a free response situation. En W.G. Roll, R.L. Morris, and J.D. Morris (Eds.). Research in Parapsychology (pp.141-144). Metuchen, NJ: Scarecrow Press.
Rhine, J. B. (1935). Extrasensory perception. Boston, MA: Bruce Humphries.
Rhine, J. B. (1946). El efecto psicokinético: Síntesis. Revista Médica de Metapsíquica, 1, 91-101.
Rhine, J. B. (1947). The reach of the mind. New York, NY: William Sloane.
Rhine, J. B. (1953a). Editorial: Pattern of history in parapsychology. Journal of Parapsychology, 17, pp. 247-258.
Rhine, J. B. (1953b). The new world of the mind. New York, NY: William Sloane.
Rhine, J. B. (1954a). What next in parapsychology. Tomorrow, 3, 41-72.ALEJANDRO PARRA 128
Rhine, J. B. (1954b). The science of nonphysical nature. Journal of Philosophy, 51, 801-810.
Rhine, J. B. (1954). Personal communication to J. Ricardo Musso.
Rhine, J. B. (1954). Personal communication to J. Ricardo Musso.
Rhine, J. B. (1956). Personal communication to J. Ricardo Musso.
Rhine, J. B. (1957). Introduction to parapsychology. Yale Scientific Magazine, 32, 8-16.
Rhine, J. B. (1958). Personal communication.
Rhine, J. B. (1960). Introducción a la parapsicología. Revista de Parapsicología 1, 1-20.
Rhine, J. B. (1961). Comunicación personal.
Rhine, J. B. (1964). Special motivation in some exceptional ESP performance. Journal of Parapsychology, 28, pp. 42-50.
Rhine, J. B. (1964). Personal communication to J. Ricardo Musso.
Rhine, J. B. (1965). Editorial: Current questions about the field of parapsychology. Journal of Parapsychology 29, 57-58.
Rhine, J. B. (1965). Personal communication to J. Ricardo Musso.
Rhine, J. B. 1972). Parapsicología: Una nueva rama de estudio médico. Tribuna Médica 6, 16-17.
Rhine, J. B. (1973). News and Comments. Journal of Parapsychology, 37, 227-240.
Rhine, J. B. (1974). Telepathy and other untestable hypotheses. Journal of Parapsychology, 38, 137-153.
Rhine, J. B. (1975). Comments: Psi methods re-examined. Journal of Parapsychology, 39, 38-58.
Rhine, L. E. (1970). El poder de la mente sobre la materia. Madrid: Saltés.
Rhine, J. B. & Pratt, J.G. (1957). Parapsychology: Frontier science of the mind. Springfield, Ill.: Charles C. Thomas.
Rueda, S. (1991). Parapsychology in the Iberoamerican world: Past and present developments. Journal of Parapsychology, 55, 175-208.
Szekely, B. (1961). Los tests: Manual de técnicas de investigación psicológica. Buenos Aires: Kapelusz.
Thouless, R. H. (1967). Parapsicología. Buenos Aires: Hormé.
Thouless, R. H. (1972). From anecdotal to experiment in psychical research. London: Routledge.
Vasiliev, L. L. (1963). Experiments in mental suggestion. Mampshire, UK: Church Crookham.
Vega Lomparte, V. (s/f). Biografías: Joseph Banks Rhine. Revista de Parapsicologia de Brasil, 5, 14.
Villanueva, J. (1994). Homenaje a un pionero de la parapsicología en la Argentina: José Salvador Fernández (1893-1967). En A. Parra (Ed.), Actas del Primer Encuentro Psi 1994: Nuevas Dimensiones en Parapsicología (pp. 60-66). Buenos Aires: Instituto de Psicología Paranormal.
Wolstenholme, G. E. W. & Millar, E. C. P. (Eds.) (1956). CIBA Foundation Symposium on Extrasensory Perception. London: J. & A. Churchill.
www.parapsicologiadeinvestigacion.com® - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción total o parcial
Diseño y servicios web de www.paginaya.com.ar
Regreso al contenido | Regreso al menu principal